Logo UNAD
Unad

zonacaribe

AYUDA¿Necesitas ayuda?

Noticias de la zona

Aunque pensaba que cumplir sus sueños era imposible Rosaura Hinestroza le demuestra al mundo entero, que con estudio y perseverancia todo se puede hacer realidad.

Actualmente con su empresa, comercializa productos de su región y les ofrece trabajo a mujeres emprendedoras que buscan un mejor futuro.

Foto 1

Desde los 14 años, Rosaura Hinestroza ‘ya la tenía clara’. Aunque sus padres pensaban que su afinidad con las matemáticas sería algo pasajero, se dieron cuenta que se habían equivocado.

Con el tiempo, su gusto por los números, lo cual era evidente debido a sus excelentes calificaciones en el colegio, se fue convirtiendo en su mayor pasión, pues quería convertirse en una profesional de las finanzas.

“Me interesaba estudiar algo relacionado con economía, banca, entre otras áreas con las cuales pudiera crear empresa en mi región” afirma esta mujer que nació el 10 de febrero de 1990 en el departamento del Chocó.

Luego de varios años de vivir su niñez y adolescencia entre Carmen de Atrato y Quibdó, Rosaura decidió perseguir sus sueños. Con el apoyo de sus padres y con apenas 16 años, se mudó a Medellín, ciudad en la que se dedicaría a su carrera profesional.

“Empecé a estudiar Ingeniera financiera. Quería obtener las herramientas básicas que me ayudarán en un futuro a crear mi propia empresa, que para ese momento era un sueño muy lejano” dice Hinestroza.

Mientras le dedicaba tiempo a su estudio, Rosaura logró conseguir trabajo en una entidad bancaria, donde se desempeñaba como cajera.

“Buscaba tener un poco de experiencia laboral. En ese tiempo quería cumplir todas las expectativas que tenía. Luego de que termine mi carrera profesional, encontré la especialización en Gestión de Proyectos de la UNAD, con la que pude estudiar desde mi casa en Quibdó” afirma Rosaura.

Esta mujer amante del borojó, los patacones con queso rallado y las artesanías, no pudo dejar a un lado ni a su cultura ni a su familia, quien la esperaba ansiosa en su ciudad natal. Tomó sus maletas y decidió volver a su casa, donde la esperaban con los brazos abiertos.

“Ahora vivo con mis padres y mi hermana menor en un barrio de la ciudad de Quibdó, llamado San Francisco de Medrano. Y además, actualmente tengo mi taller, donde manejo la logística y producción de mi empresa. Nunca quise olvidar mi historia ni mi identidad” dice con una sonrisa Hinestroza, quien actualmente tiene 27 años.

Luego de más de 7 años de estudio, esta mujer que salió de su casa cuando era una adolescente tímida, con miedos y algo insegura. Es ahora la directora de la empresa ‘La Chocoanita Tienda’ con la cual comercializa artesanías originales del Pacífico.

Siempre quise ofrecer productos de mi región llenos de historia, color y cultura. El trabajo artesanal es la manera de mostrar la otra cara de mi Chocó, esa que está llena de creatividad, color y de gente que usa sus manos como lenguaje para ofrecer cosas bonitas” dice Rosaura con un suspiro.

‘La Chocoanita Tienda’ nace después de varios días en los que Hinestroza buscaba un mejor futuro para su familia. Durante varias noches sin poder dormir, trato de buscar el nombre perfecto que representara su mayor sueño.

“Varios días trate de buscar el mejor nombre, hasta que lo encontré. Definitivamente los sueños se pueden lograr con dedicación y esfuerzo. No hay que esperar ganar el baloto para iniciar a construir nuestros ideales. Además, salir de mi zona de confort fue una de las mejores decisiones que pude tomar en la vida, emprender me llevo a ver el mundo de otra manera y reconocer mis grandes habilidades” agrega la mujer.

Desde hace más de 3 años, Rosaura ha hecho todo lo posible por sacar su empresa adelante. Aunque muchos creían que no iba a poder cumplir sus metas, hoy es ejemplo de ‘verraquera’, talante y compromiso.

“Me siento orgullosa de lo que he alcanzado. Le he demostrado a varias personas que se puede salir adelante. Aunque siempre les digo que lo primero que deben hacer es educarse y pensar en lo que pueden aportar a la sociedad desde su campo de acción” afirma Hinestroza.

¿Por qué inclinarse por las artesanías?

Foto 1

Desde que era muy pequeña, Hinestroza empezó a apasionarse por las artesanías y su historia. Como ella lo explica, la ponen a ‘vibrar’ con sus colores y texturas.

“Las artesanías siempre han estado a mi alrededor. Siempre pude observar en el Carmen de Atrato y Quibdó, a los indígenas elaborando canastos y collares de múltiples colores. Además, también pude conocer trabajos en madera en el pueblo de Lloró, cuando iba de vacaciones a visitar a mis abuelos” dice la joven con voz de nostalgia.

Aunque esta mujer, lleva poco tiempo incursionando con su empresa, espera conquistar el mercado nacional e internacional con el trabajo artesanal del Pacifico, que lleva en cada hilo, una linda historia llena de creatividad y magia.

“Espero tener muy pronto un espacio óptimo para trabajar en la parte de producción. Además, mi deseo es brindar trabajo a muchas mujeres emprendedoras de mi región” dice Rosaura.

Parte de su vida, esta mujer se ha encargado de apoyar a mujeres entre los 18 y los 55 años, quienes residen en Unguía, Quibdó y parte del San Juan, municipios del Chocó.

“Además de ofrecerles trabajo, les enseño a crear artesanías” asegura Hinestroza, quien destaca que el mayor reto que ha tenido con su empresa, es que las personas que la rodean, crean en sus ganas de emprender.

“Les he demostrado que pueden confiar en mí y que puedo hacer mis sueños realidad. Muy pronto tendré mi propia plataforma online, que estará presente en el mundo entero” agrega Hinestroza, quien resalta que durante todo este tiempo ha sido muy bonito el apoyo que ha recibido de parte de su familia y de varias personas en el extranjero, quienes han encontrado en sus productos lo bello de Colombia.

Su mayor impulso: La educación

Foto 8

Rosaura resalta que sus estudios profesionales y su gran dedicación la han llevado a construir ‘ladrillo por ladrillo’, lo que hoy en día es una empresa estable, confiable y con visión de expansión.

“La experiencia de estudiar en la UNAD, me hizo ver el mundo virtual de otra manera. Me convertí en una persona más responsable, organizada con el tiempo y deje las excusas a un lado” afirma Rosaura, quien hoy asegura que la especialización en Gestión de Proyectos le permitió fortalecer y profundizar sus conocimientos.

“Le recomendaría la UNAD, a personas que tienen el interés de seguirse preparando académicamente. Esta es una excelente oportunidad, con la que uno puede lograr sus objetivos. La clave es la autonomía y la disciplina” resalta la joven, quien agrega finalmente que no dejará de seguir alcanzando sus metas.

Texto por: Catalina Zuluaga - Periodista - Gerencia de Relaciones Interinstitucionales.

 

Ver todos los artículos
Sede nacional José Celestino Mutis: Calle 14 sur No. 14 - 23
PBX: ( +57 1 ) 344 3700 Bogotá D.C., Colombia
Línea nacional gratuita desde Colombia: 018000115223
Atención al usuario: atencionalusuario@unad.edu.co
Anticorrupción: anticorrupcion@unad.edu.co
Buzón de notificaciones
490 Sawgrass Corporate Parkway Suite 120, Sunrise, FL 33325
Phones ( +1 954 ) 389 2277 - ( +1 954 ) 389 7188
Toll Free (+1 877 ) 385 5124
Fax ( +1 954 ) 667 6200
Certificado NTCGP 1000:2009 Certificación norma NTCGP 1000 Certificado norma ISO 9001 Certificado norma NTC 5580 Certificado norma ISO 14001 Certificado OHSAS 18001

Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional

Última actualización ( 2018-09-24 ) © Copyright UNAD 2018  - Powered by Joomla ( Atención al usuario ) ( Política de privacidad ) ( Mapa del sitio )

Ministerio de educación Colombia Compra ICETEX Colombia Aprende Fondo emprender Gobierno Digital Urna de Cristal No más Filas