¿Necesitas ayuda?
Logo UNAD
Unad
Zona Caribe
¿Necesitas ayuda?

Noticias de la zona

A menudo llegamos a creer que no es posible cumplir nuestros más grandes sueños si no contamos con el 100% de nuestras capacidades, pero ese pensamiento no es más que un fantasma que trata de impedir que sigamos en pie construyendo y buscando las oportunidades para llegar a cumplirlos.

Esta es la historia de Juan Sebastián Ortiz, un hombre de 29 años que nació con una enfermedad genética degenerativa llamada retinosis pigmentaria, lo que implica un problema en su visión, pero que, aún sabiendo que en la actualidad no ve muy bien y que en un futuro puede llegar a perder completamente su visión, no ha parado de luchar por sus sueños y hoy es por un lado, estudiante Unadista del programa de Psicología y además, deportista de alto rendimiento en la disciplina deportiva individual: levantamiento de pesas, bala y disco.

TU1

Juan Sebastián nació y reside en la ciudad de Medellín, es estudiante de psicología de la UNAD y actualmente cursa su tercer periodo académico; debido a su amor por el deporte, dice Juan que al finalizar su carrera espera especializarse en psicología deportiva y  así ayudar a sus compañeros a salir adelante, apoyarlos y forjar deportistas desde cero.

Juan nos cuenta un poco más acerca de su enfermedad, pues menciona que actualmente logra ver pero borroso, sin embargo, su visión en las noches se ve afectada, pues como dice él “anteriormente los celulares que traían cámara no tenían visión nocturna, ese es un ejemplo de cómo veo yo de noche, por lo cual dependo de algunas personas para que me guíen”. La retinosis pigmentaria  no tiene cura pero gracias a los avances tecnológicos se están haciendo tratamientos de células madre, genéticos y retinas artificiales, pero no hay nada concreto aún, por lo cual, Juan sigue abriendo su camino profesional y deportivo sin importar su condición.

Además, para él es muy importante mantener su autoestima muy en alto, “No me gusta sentirme como un ciego, quizá por un tema de orgullo, pero no me gusta que nadie me tenga lastima”  mencionó Juan, destacando que este fue uno de los motivos que lo llevo a tomar la decisión de estudiar de manera virtual y a distancia, pues si ingresaba a estudiar de manera presencial debía aprender braille y a él no le gusta, además que al ser deportista de levantamiento de pesas, tiene sus manos con demasiados cayos, lo cual asegura él, le dificultaría aún más esa tarea, y tampoco le agrada la idea de utilizar  Jaws, que es un software que convierte a voz la información que se muestra en pantalla, permitiendo a las personas ciegas hacer uso autónomo del computador y sus aplicaciones.

Para estudiar y utilizar el computador yo tengo mi narrador de Windows y este siento que se adapta más a mí, además, la tecnología ha avanzado tanto que por ejemplo para leer las imágenes existen herramientas de OCR que permiten reconocer el texto de la imagen, estas tecnologías me han facilitado el acceso a la plataforma de la universidad y mi trabajo autónomo”.

Afortunadamente, en su rol como deportista nunca ha tenido inconvenientes, pues desde sus inicios le enseñaron a tomar correctamente la bala, los discos y la barra, “no he tenido ninguna complicación, entreno como una persona del común, cada vez me siento más fuerte para superarme, no para ser el mejor de todos, sino para ser mejor yo mismo”.

¿Cómo llega Juan a practicar levantamiento de pesas y tiro de jabalina?

Juan es un hombre fuerte, humilde, alegre, y sobre todo decidido, pues él anteriormente hacia ejercicio en un gimnasio convencional, sin embargo, llegó un momento en el que el peso que las maquinas le permitían levantar no era suficiente para él, logrando ver que era hora de buscar nuevas opciones que le permitieran exigir más su cuerpo.

Para iniciar en este deporte literalmente fue una decisión de la noche a la mañana. En el gimnasio en el que estaba ya había cumplido mi ciclo, era momento de exigirle más a mi cuerpo, así que dije, lo que sigue es el levantamiento de pesas” mencionó Juan, explicando que este deporte desde pequeño siempre le llamó la atención; claro estaba que el deporte en general siempre le apasionó, pues desde muy joven jugaba también baloncesto, voleibol y futbol.

Cuando empezó a buscar dónde practicar levantamiento de pesas llegó al estadio y se estaba remodelando el coliseo de levantamiento de pesas, por lo cual no era posible entrenar. A la semana de haber visitado el estadio, inició en Medellín el mundial de Futbol Sala, así que las escuelas, las ligas y los clubes de pesas no podían entrenar; pero, apareció una luz en su camino “un vigilante me dijo que había un entrenador que era de la liga y que estaba conformando un club, así que lo busqué y vi el club que él estaba creando, y es allí donde inicié con mi carrera deportiva” dijo Juan.

IMG 20201111 WA0011

En ese entonces, Juan tuvo que iniciar desde cero todo su aprendizaje deportivo, pues aunque él ya practicaba deporte desde mucho tiempo y levantaba pesas, su postura y algunos de sus movimientos no eran correctos. Ese camino fue de bastante trabajo, pero cuando hay tanto esfuerzo de por medio, es inevitable que lleguen los frutos “Ahora entreno como deportista de alto rendimiento, mi vida ha cambiado, y todo este sacrificio ha valido la pena porque ya estoy haciendo el proceso con la selección Antioquia para competir con ellos en marzo, la idea es que una vez compita pueda hacer parte de la selección”.

Relativamente el paso de club a selección para Juan fue muy rápido, pues los logros obtenidos desde el club fueron suficientes para demostrar su talento en esta disciplina, pues en el 2019 participó en los juegos departamentales en Apartadó, Antioquia, en los que ganó 2 medallas de oro y una de plata, una en la modalidad de bala, otra en 100 metros planos y otra en salto largo, destacando así en los juegos paralímpicos.

Fue difícil porque llevaba apenas 3 meses entrenando con la selección Antioquia y para lanzamiento de bala hay que tener mucha técnica, pero siento que lo que me ayudo fue la fuerza con las pesas, la fuerza que tengo en las piernas” mencionó Juan.

Él practicaba bala, disco y jabalina, pero dejo de hacer jabalina porque el movimiento es muy agresivo y lastima el codo, motivo por el cual su entrenador le sugirió dejar esa modalidad deportiva, pues en levantamiento de pesas no se puede “codear” porque esto implica una falta, así que fue necesario eliminar la jabalina para evitar alguna lesión.

Por último, Juan Sebastián Ortiz le deja un mensaje a todas estas personas que sueñan con iniciar ya sea en alguna disciplina deportiva o en cualquier ámbito que les haga felices, para que no se pongan limites, “No decaigan en el proceso, hay que meterse de lleno, la mayor motivación es querer ser alguien en la vida, con el sudor en la frente, la disciplina y la fe".

 

 

Redactado por:

Natalia Téllez, periodista.

Gerencia de Comunicaciones y Marketing - UNAD.

Ver todos los artículos

En Bogotá D.C. (Colombia) Tel: (+57)(1)375 9500  Línea gratuita nacional: 01 8000 115223
Institución de Educación Superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación Nacional
SNIES 2102 - © Copyright UNAD 2020